Enlace a Facebook
10
AGO
2017

Apps “Sarahah” la polémica del momento, un aporte a la discusión

Autor: Patricia Hernández Conejo, Asesora de Informática Educativa, Departamento de Gestión y Producción de Recursos

En los últimos tiempos, el desarrollo de aplicaciones ha evolucionado enormemente. Cada día surgen nuevas ideas y propuestas que impulsan desarrollos con propósitos claros, esto por lo menos para los creadores, sin embargo, en muchas ocasiones los propósitos de los aplicativos pueden llegar a tener giros inesperados, estos orientados por la intención e intereses de los usuarios. Un ejemplo de ello es la aplicación de mensajería anónima “Sarahah”, que en árabe significa franqueza u honestidad, creada en Arabia Saudita por  Zain al-Abidin Tawfiq, un programador de 29 años y que en poco días ha logrado colocarse como una de las app más descargadas tanto en play store como en apps store, superando “3,88 millones de descargas en Estados Unidos   (La Nación, 2017)”.

El propósito inicial planteado por el desarrollador de esta aplicación era permitir enviar críticas constructivas de forma anónima, sin ofrecer la posibilidad de dar una respuesta a su emisor, una vez que un usuario se registraba, compartía el enlace a sus amigos por medio de sus redes sociales, para así recibir de ellos o de cualquiera un mensaje anónimo. Como según lo indica el: “(El Financiero, 2017) nació como una página que ayuda a empresas, ya que podían recibir comentarios honestos de empleados y amigos de manera privada”, para luego utilizarse en otros escenarios personales.

Posteriormente, los usuarios empezaron a cambiar el propósito de los mensajes y en lugar de realizar críticas constructivas inició una nueva forma de cometer ciberbullying, Sarahah estaba siendo utilizada para difamar, atacar, insultar, enviar comentarios racistas y hasta amenazantes; sin embargo, no es la primera vez que emergen sitios o apps con el mismo propósito, ejemplo  Ask.fm, un sitio web que permite enviar preguntas anónimas a un usuario,  Whisper, una aplicación para interactuar con otros usuarios bajo el anonimato, Honesty Box, una extensión de Facebook que permitía enviar mensajes anónimos en la popular red social, entre otras, todas ellas han tenido un ascenso meteórico, pero también una vida corta, esto debido a las mismas razones por las cuales hablamos hoy de Sarahah, nos referimos a las  fuertes polémicas que despiertan al convertirse en vehículo de acoso digital.

Entonces, ¿Qué podemos hacer ante estas situaciones?

La tendencia nos dice que el uso de dispositivos y aplicaciones es cada vez mayor, por ende,  de la misma manera que no encerramos a nuestros hijos en casa para protegerlos de la vida real, tampoco es una solución evitar que utilicen este tipo de aplicaciones; educadores, padres de familia, y la ciudadanía en general, debemos educar para que nuestros niños y jóvenes puedan discriminar entre lo correcto y lo incorrecto,  aquello que puede contribuir o perjudicar en sus vidas, los valores como la convivencia,  el respeto por la diversidad, la tolerancia, la aceptación, la honestidad, entre otros, van a estar presentes siempre en nuestras vidas  y no cambian nunca su propósito humano,  aunque la tecnología evolucione los valores permanecerán en la sociedad, nuestro  reto es seguir educando para una ciudadanía digital que nos permita integrarnos de forma exitosa a un mundo en evolución.

Específicamente en el caso puntual de “Sarahah”, es decisión de cada uno de nosotros si deseamos  o no recibir comentarios de otras personas, lo que significa que quienes consideren que esta aplicación le  puede provocar un daño no la deben instalar, siendo este el caso, estamos cerrando una puerta a un ciberacoso; al final no se puede obstaculizar el uso de las nuevas invenciones, sino procurar que las personas dispongan de suficiente criterio para determinar los mejores usos que se les pueden dar.

Al final “Sarahah”, será simplemente la aplicación del momento que está creando polémica  en el 2017, nuestra misión seguirá siendo educar a la nueva ciudadanía para actuar siempre con la verdad, contribuir a formar estudiantes con nociones, conocimientos, habilidades, emociones, vivencias, sentimientos, que los preparen para una conducta honesta como base para sus relaciones personales;  conversar abiertamente con nuestros hijos y estudiantes, abrirles la puerta para que se manifiesten y escuchen “cara a cara”, impulsarlos a ser honestos y también a saber recibir críticas y consejos de otros,  contribuye a conocerse a sí mismo y estar dispuesto a recibir realimentación de otros para mejorar en escenarios en donde no prive el anonimato.

Algunas de la bibliografía consultada

El Financiero. (08 de 08 de 2017). El financiero. Obtenido de El financiero: http://www.elfinanciero.com.mx/tech/sarahah-la-app-para-mensajes-anonimo...

L, M. V. (6 de 8 de 2017). 'App' Sarahah para hacer críticas anónimas solicita Internet ilimitado y fotos del teléfono. La Nación: http://www.nacion.com/tecnologia/apps/App-Sarahah_0_1650435013.html .

 

 

AdjuntoTamaño
Artículo Sarahah (versión PDF)213.14 KB