Enlace a Facebook
06
NOV
2017

Costa Rica fue sede de Concurso internacional de oratoria sobre reconocimiento afrodescendiente

Autor: katherine.diaz.rojas@mep.go.cr

Costa Rica fue sede del Concurso Internacional de Oratoria del Festival de la Diáspora Africana y Otras Culturas, el que participaron estudiantes de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Colombia. 

Fueron 8 países unidos para dar reconocimiento a la cultura afrodescendiente y mostrar el talento joven.

Isaac Kaleb Castro Gómez, de 16 años, representante de Honduras, obtuvo el primer lugar en el certamen: “Hay una realidad actual que no podemos ignorar y es el respeto a nuestros hermanos afrodescendientes y a sus derechos (...) Les hago la invitación a hacer un cambio en nuestra sociedad, a hacer la diferencia, a romper con los estereotipos y a no discriminar”, señaló.

Costa Rica estuvo representada por Jeremy Monge Salazar, de 15 años de edad, estudiante del Liceo Experimental Bilingüe La Trinidad, ubicado en Moravia.

“Es de grandes hacer justicia y procurar el pleno desarrollo de nuestros países como imperativo del trabajo cotidiano (…) Que todo lo que hoy se ha hecho, sirva para convertir al mundo en un hogar donde el sol resplandezca para todos” destacó Monge Salazar, de 15 años de edad.

Este concurso es promovido por la Fundación Arte y Cultura para el Desarrollo, con el apoyo de los Ministerios de Educación de los países participantes, con el objetivo de promover el conocimiento y reconocimiento del patrimonio histórico y cultural afrodescendiente.

El tema de la oratoria fue: “El legado africano y las movilizaciones Afrocaribeñas en Centroamérica ístmica e insular, su contribución a las identidades de la Región”, y como tópicos complementarios los jóvenes abordaron la multiculturalidad, el medio ambiente, derechos humanos y la migración.

Sonia Marta Mora Escalante, Ministra de Educación de Costa Rica, compartió con los jóvenes oradores: "La diversidad de un pueblo es una fortaleza que un país tiene que admirar, proteger y reconocer. Como países centroamericanos y del Caribe, debemos sentirnos orgullosos de nuestro legado afrodescendiente".