Enlace a Facebook
07
FEB
2012

MEP busca liberar a educadores de controles y trámites excesivos

Autor: Jesús Mora Rodríguez

El excesivo papeleo y presentación de informes, así como una gran cantidad de trámites y controles burocráticos a que hoy están sometidos docentes y directores de centros educativos, irán desapareciendo paulatinamente a partir del curso lectivo de 2012.

Así lo advirtió este martes el ministro de Educación, Leonardo Garnier, tras anunciar el inicio de plan denominado “Más educación, menos papeleo”, que busca eximir a los educadores de un sinnúmero de reportes y procedimientos innecesarios que les impide una mayor dedicación a la actividad docente.

“Estamos convencidos de que lo que se requiere es un sistema basado, no en el exceso de trámites y controles, sino en mecanismos estratégicos básicos que apoyen a los educadores en su trabajo docente y que nos permitan mejorar la calidad del sistema educativo”, dijo el ministro.

La primera fase del plan –que iniciará con el curso lectivo de 2012– dijo Garnier, contiene nuevas disposiciones sobre el planeamiento didáctico a fin de estimular la creatividad y la innovación del trabajo docente en el aula, dejando de lado la excesiva cantidad de papeleos para orientarnos hacia un enfoque  mucho más sensato y estratégico.

El planeamiento didáctico constituye un proceso continuo, sistemático y creativo desarrollado por cada docente para aplicar los programas de estudio, tomando en cuenta las características, necesidades e intereses de la población estudiantil y su contexto. 

Sin embargo, enfatizó el ministro, nos hemos acostumbrado a solicitar estos instrumentos como un simple mecanismo de control, generando al docente un exceso de trabajo administrativo y dejándole cada vez menos espacio para una mediación pedagógica innovadora y creativa.

Entre las fallas identificadas, Garnier citó que aun cuando los contenidos de los programas de estudio son los mismos para todos los centros educativos del país, en muchos de ellos o en instancias circuitales y regionales, se solicitan planeamientos en distintos formatos y frecuencias de entrega, que incluyen documentos anuales, trimestrales, mensuales, semanales, incluso, hasta diarios, sin que el educador tenga clara su utilidad. 

Nuevas disposiciones. En el contexto anterior, dijo Garnier, y partiendo de la visión expresada por el Consejo  Superior de Educación en el documento “El Centro Educativo de Calidad como eje de la Educación Costarricense”, regirán nuevas disposiciones para normar  y simplificar el planeamiento didáctico  de suerte tal que cumpla con los siguientes objetivos:

  1. Mejorar su utilidad y aplicación;
  2. Reducir la carga administrativa para el docente; y 
  3. Estimular la innovación y la creatividad en el aula.

Además, recalcó el ministro, a partir de ahora el planeamiento integrará únicamente los siguientes componentes:

  1. Los objetivos o aprendizajes por lograr según el programa de estudios con el que se trabaje; 
  2. Un desglose de las actividades de mediación (estrategias, técnicas y recursos para lograr los objetivos);
  3. Un desglose de las estrategias de evaluación; y
  4. Un cronograma con las fechas en las que se desarrollarán cada una de las actividades previstas.

En cuanto a la periodicidad de la presentación del planeamiento, manifestó Garnier, la misma será únicamente trimestral –tres a lo largo del curso–, se le entregará sólo al director del centro educativo y para ello se utilizará una plantilla estándar y única a partir de los cuatro componentes del plan.

De acuerdo con el ministro, los docentes elaborarán también un informe de trabajo trimestral sobre los resultados de la aplicación del planeamiento.  Ese informe será  un documento sencillo de carácter ejecutivo en el que se consignan: (i) los resultados del trabajo en relación con los objetivos del plan; (ii) las principales dificultades enfrentadas y la forma en que se resolvieron; y (iii) los retos pendientes. Su propósito es identificar las áreas de mejora y establecer, cuando amerite, las medidas para su corrección en los períodos siguientes.

Cada educador entregará copia de este informe únicamente a la dirección del centro educativo con fines de control estratégico, de manera que se puedan establecer medidas correctivas ante eventuales deficiencias o, en casos mayores, posibles intervenciones ya sea a nivel circuital, regional o nacional.

Otros espacios liberados. Aparte de la simplificación y sistematización del planeamiento didáctico para su mejor aprovechamiento, Garnier identificó otras tareas que serán simplificadas desde el inicio mismo del programa y que redundarán en la disminución de cargas y controles administrativos. El recuadro siguiente muestra esas otras áreas con la situación actual y la que estará vigente a partir de 2012:

ACTIVIDAD SITUACIÓN ACTUAL A PARTIR DE 2012
Servicio Comunal Estudiantil. Es requisito para la obtención del Bachillerato. Cada director remite a la Dirección de Control de Calidad un detallado informe por cada uno de los estudiantes que lo realizó. Cada director remitirá una única certificación general que acredite el nombre y número de identificación de los estudiantes indicando si cumplieron el requisito.
Informes sobre efemérides, actos cívicos y otras fechas. Directores y docentes deben rendir informes detallados ante diversas instancias del MEP sobre toda efeméride, fiestas patrias u otras fechas conmemorativas que se festejen en el centro educativo. Se elimina la presentación de todo tipo de informe ante cualquier instancia del MEP. La autoridad del centro educativo será responsable por el cabal cumplimiento de estas actividades.
Informes sobre el Plan 200. Directores y docentes deben rendir informes ante diversas instancias del MEP sobre la recuperación de estudiantes aplazados, capacitación de docentes y actividades para promover la convivencia que son la esencia del Plan 200 a final del curso lectivo. Se elimina la presentación de todo tipo de informe ante cualquier instancia del MEP. La autoridad del centro educativo con apoyo del IDP será responsable por el cabal cumplimiento de estas actividades.
Informes de Orientadores. Directores y orientadores deben rendir informes ante diversas instancias del MEP sobre las actividades que llevan a cabo para el desarrollo de habilidades de cada estudiante, así como de su acompañamiento en el proceso de convivencia dentro del centro educativo. Se elimina la presentación de todo tipo de informe ante cualquier instancia del MEP. Toda la información relacionada deberá constar en el expediente de cada estudiante.
Informes sobre mobiliario e infraestructura. Los centros educativos deben presentar cada año información sobre la infraestructura y el mobiliario disponible, y calificar de manera subjetiva su condición o estado. También, sobre los servicios públicos disponibles y sus proveedores. Se elimina la presentación de todo tipo de informe ante cualquier instancia del MEP. Las Direcciones  de Planificación e Infraestructura   programarán durante el 2012 la realización de un Censo sobre infraestructura y equipamiento, incluida la disponibilidad de servicios públicos.
Informes sobre Recursos Humanos. Los centros educativos deben  presentar cada año informes sobre personal con datos que ya están disponibles en los sistemas de información (edad, sexo, condición laboral, grupo profesional y hasta el número de docentes que enseñan determinadas asignaturas).  Estos reportes,  junto a los cuadros de matrícula, deben presentarse en las Oficinas Centrales del MEP en San José. Se implementará el Sistema de Asignación de Recursos Humanos para la asignación de plazas y lecciones, así como la identificación de faltantes y excedentes.  De manera gradual se eliminará en las distintas ofertas educativas la presentación de cuadros de matrícula. Los centros educativos que no cuenten con las condiciones tecnológicas para la recepción y remisión de la información requerida en formato digital, lo harán por medio de la correspondiente Dirección Regional  o sede circuital.
Informes estadísticos sobre matrícula y otras variables. La solicitud de información estadística a los centros educativos sobre matrícula (inicial, intermedia y final), así como de variables relacionadas con el proceso de enseñanza y aprendizaje tales como rendimiento, aplazados, reprobados, entre otras; se realiza actualmente de manera dispersa y aislada por parte de distintas dependencias del nivel central y regional.  La Dirección de Planificación será la única instancia por medio de la cual se solicitará información estadística sobre matrícula y otras variables relacionadas. Para ello  establecerá los formatos  digitales de los cuadros para el levantamiento de la información. En los centros educativos que no dispongan  de recursos tecnológicos para el manejo de los formatos digitales, la entrega y recepción de solicitudes se efectuará por medio del Supervisor correspondiente.

En paralelo con la aplicación de esta primera fase del programa, acotó Garnier, se continuarán analizando muchas  otras tareas que hoy realizan directores y docentes con el fin de valorar la procedencia de su simplificación o eventual eliminación.