Enlace a Facebook
09
ABR
2019

Centros educativos exponen novedosos proyectos de aprendizaje interactivo mediante el uso de la tecnología

Autor: katherine.diaz.rojas@mep.go.cr

127 centros educativos del país presentaron los proyectos que han ideado para potenciar el aprendizaje y fomento de la lectura en los estudiantes a través de la tecnología presente en las Bibliotecas Escolares y Centros de Recursos para el Aprendizaje (TecnoBibliocra).

TecnoBiblioCRA forma parte del Programa Nacional de Tecnologías Móviles, el cual es un plan estratégico integral del Ministerio de Educación Pública (MEP), para innovar el proceso educativo, mediante el uso de las tecnologías digitales en la educación.

El Ministerio de Educación Pública fortalece el servicio que brindan las bibliotecas escolares de centros educativos del país, con la inclusión de las Tecnologías Digitales Móviles, para el mejoramiento del abordaje del currículo educativo y potenciar el alcance de las habilidades definidas en la política curricular.

El encuentro de experiencias BiblioCRA se desarrolló en la Universidad Estatal a Distancia, en Sabanilla, y reunió a cerca de 280 personas, entre ellas: directores regionales, asesores regionales, directores institucionales, supervisores, docentes, bibliotecólogos, estudiantes y madres de familia.

El encuentro mostró los ambientes de aprendizaje interactivo que generan los BiblioCRA para favorecer el desarrollo de habilidades de lectura y escritura en el estudiantado, el trabajo colaborativo, la búsqueda y tratamiento de la información, así como el pensamiento crítico y divergente, la convivencia digital, entre otros aprendizajes.

Para Paula Villalta Olivares, directora de Recursos Tecnológicos en Educación del MEP, este es un espacio para que la comunidad estudiantil comparta las experiencias: “Queremos generar comunidades de aprendizaje para crear vínculos colaborativos para el trabajo y aprender todos en conjunto, lograr capturar ese conocimiento y hacerlo propio”, señaló.

María del Carmen Marín Quesada, bibliotecóloga de la Escuela Laboratorio, ubicada en San Ramón, de Alajuela, comentó que gracias a la inclusión de la tecnología se abre un abanico de oportunidades para ofrecerle a los niños mejores experiencias y recursos para su proceso de aprendizaje.

“Los niños están felices. Tenemos 8 laptos, 22 tabletas y acceso a internet. Con esto tienen la posibilidad de contar con recursos infinitos de información. El papel de nosotros es canalizar ese interés y desarrollar adecuadamente temas del currículo escolar”, destacó Marín.