Enlace a Facebook
19
AGO
2013

Estudiantes del Liceo Napoleón Quesada se unen en lucha contra el dengue

Autor: laura.rodriguez.ramirez@mep.go.cr

Con el inicio de la Cruzada educativa nacional contra el dengue, cerca de 1200 estudiantes y 118 funcionarios entre docentes y administrativos del Liceo Napoleón Quesada, en Guadalupe, asumieron la tarea de unirse en la batalla contra el mosquito  Aedes aegypti.

La iniciativa es adoptada también por todos los centros educativos del país, luego de una directriz emitida por el titular del MEP, Leonardo Garnier, como un aporte adicional al esfuerzo que a nivel nacional realizan las autoridades de Salud y el gobierno en general, para enfrentar la emergencia sanitaria derivada del alarmante aumento en el número de pacientes y comunidades afectadas con la enfermedad.

El Napoleón Quesada, fue el escenario escogido para realizar de forma simbólica  el envío de las brigadas  estudiantiles en sus respectivas instituciones, quienes con sus  docentes,  se encargarán de eliminar todos los posibles focos de contaminación o criaderos en donde pueda desarrollarse el mosquito transmisor del dengue.  

La jornada de trabajo inició este lunes 19 de agosto y deberá repetirse durante los meses de setiembre, octubre y noviembre de acuerdo a la estrategia elaborada por los directores de los centros educativos.

En ese sentido, la institución conformó 21 grupos de brigadas de todos los niveles con 18 estudiantes cada uno más el docente. Ellos, deberán vigilar que las áreas seleccionadas se mantengan libres de posibles criaderos y supervisar las semanalmente.

Leonardo Garnier, ministro de Educación, hizo un llamado a toda la comunidad educativa del país, para que diariamente y hasta la conclusión del curso lectivo 2013, insistan en la necesidad de mantener un mensaje preventivo tanto en los centros educativos, como en sus hogares y comunidad en general.

“Esta iniciativa es un llamado a la responsabilidad que nos compete a todos en nuestra condición de guías y formadores de la sociedad costarricense y es una tarea que no podemos dejar de hacer, no solo en los centros educativos, sino en nuestras casas y comunidades”, indicó Garnier.

Hasta el momento, la cifra de personas afectadas por la enfermedad del dengue ronda los 22.000 casos, convirtiendo a Costa Rica  en el país con mayor incidencia a nivel centroamericano. Sin embargo, con el aumento de la actividad lluviosa en los próximos meses esa cifra podría aumentar significativamente, por lo que es importante intensificar las labores de preventivas tanto en las instituciones educativas como en la comunidad en general.