Logo Gobierno de Costa Rica
Logo Facebook Logo Vimeo Logo YouTube
31
MAR
2014

Hakawati deleitará la imaginación de más de 50 mil estudiantes de primaria

Autor: laura.rodriguez.ramirez@mep.go.cr

Imaginación, fantasía y poder creativo son los tres elementos que le dan vida a el “Fantástico Hakawati”,  libro de aventuras infantil que servirá de compañía a más de 50 mil estudiantes de primaria de todo el país.

Se trata de una iniciativa latinoamericana en donde participan diversas organizaciones  tanto públicas como privadas, con el objetivo de entregar un compendio con cien lecturas de diversos géneros y formatos para estimular la lectura, así como la creatividad y la promoción de valores en niños y niñas del país.

La Escuela Omar Dengo, en Barrio Cuba, fue el escenario para la entrega simbólica de los ejemplares del libro de historias fantásticas, elaborado en su primera etapa para estudiantes de primaria.

El “Fantástico Hakawati”, representa a los contadores de historias que viajaban por diferentes partes del mundo con una mochila cargada de cuentos los cuales reunió en un libro para alimentar su imaginación.

El proyecto contempla entregar un millón de ejemplares a niños y niñas del continente. En Costa Rica, la iniciativa cuenta con el aporte del Banco Nacional, entidad encargada de entregar los primeros 50 mil ejemplares  al Ministerio de Educación Pública quién a su vez los entregará a  varias instituciones educativas a través del Departamento de Bibliotecas Escolares.

“Esta  iniciativa suma al trabajo que el MEP ha venido realizando en la  promoción de la lectura, logrando de esta forma que más estudiantes, desde edades tempranas, aprendan a mantener una relación amigable con los libros y descubran a través de ella un mundo maravilloso de historias y aventuras que deleitarán su imaginación. Por ello agradecemos la colaboración tanto del Banco Nacional y demás promotores por este valioso”, dijo Leonardo Garnier, ministro de Educación.

Parte de las metas propuestas de la entidad bancaria, es extender la iniciativa a 100 mil ejemplares  como parte de la conmemoración del centenario de la institución.

“Como parte de sus programas de Responsabilidad Social, el Banco Nacional se siente orgulloso y feliz de contribuir a cultivar el hábito beneficioso de la lectura, mediante historias fantásticas que estimularán la imaginación de cientos de niños costarricenses, para que puedan ampliar sus horizontes con textos latinoamericanos diversos en un lenguaje propio de la infancia”, expresó Mishelle Mitchell, Directora Corporativa de Relaciones Institucionales del Banco Nacional.

El “Fantástico Hakawati” está conformado por una serie de lecturas que han sido ajustadas al imaginario contemporáneo de los estudiantes costarricenses y se muestran en formatos atractivos, con textos e imágenes acorde con su realidad actual, así como pedagógicamente fundamentado en ideas para mejorar su atractivo y legibilidad.

Este compendio de lecturas infantiles se inspira en la estructura de cuentos fantásticos como: Las mil y una noches (Abu abd-Allah Muhammed el-Gahshigar, siglo IX), El manuscrito encontrado en Zaragoza (Potocki, 1804), The Canterbury Tales (Chaucer, 1380), Decamerón (Bocaccio, 1353) y cuenta con una línea de tiempo alrededor de un viaje que une las narraciones, a cargo de un personaje central que las descubre, para luego compartirlas.

En el país, el libro es impulsado por Grande Producciones, S.A., empresa dedicada a promover proyectos de impacto cultural y educativo.

 “Estamos hechos de las historias que leemos” es la frase que inspira este esfuerzo. Creemos que es fundamental dotar a nuestra niñez de lecturas positivas y estimulantes y mostrarles que éstas se encuentran en todas partes: en los libros, en periódicos, en leyendas, en canciones, en poemas, incluso en lo que nos contamos unos a otros a diario. Incluso, mostrarles que ellos mismos pueden ser creadores de historias”, expresó Tania Devoto, representante de Grande Producciones.  

Para la segunda fase del proyecto se cuenta con la vinculación de organizaciones que se han sumado a la iniciativa  como Fundación CRUSA y AED.