Logo Gobierno de Costa Rica
Logo Facebook Logo Vimeo Logo YouTube
11
OCT
2019

Jóvenes de San José del Amparo celebran cambios en malla curricular y modernas instalaciones de su colegio

Autor: nitzi.picado.deleon@mep.go.cr

Para los 185 estudiantes del Liceo San José del Amparo, ubicado en el cantón de Los Chiles de Alajuela, la entrega de la nueva infraestructura educativa es motivo de alegría y esperanza.

Desde su creación, en el año 2013, grupos de jóvenes han convertido el salón comunal de  la zona en su espacio de aprendizaje.

Nació como Liceo rural pero, a partir de 2020, será colegio académico con orientación tecnológica; es decir, incluye inglés conversacional y talleres exploratorios para que los estudiantes se preparen acorde con las demandas laborales.

Gracias al proyecto de Fideicomiso MEP-BID-BNCR, el nuevo colegio tuvo una inversión de $3.7 millones, que incluyó diseño, construcción y mantenimiento por 15 años.

Las obras se constituyen de un comedor, área administrativa, 9 aulas académicas, un aula multifuncional, biblioteca, caseta de seguridad, talleres de artes industriales, laboratorio de cómputo, aula de idioma, cancha techada con vestidores.

Además, la construcción se apega a los códigos de accesibilidad universal y cuenta con obras exteriores y complementarias.

Para Carlos Rojas Morales, director del centro educativo, las muestras de energías positivas hacia la institución es agradable, porque los jóvenes, además de tener nuevas instalaciones, tendrán más materias que les ayude a equipararse con cualquier otro estudiante del país.

“El cambio es abismal, porque pasamos de tener demasiados distractores como el ruido y el calor, a estar en  un espacio ameno, donde  los estudiantes son conscientes que el otro año podrán aprender mayores cosas en los talleres exploratorios”; concluyó Rojas.

Los jóvenes que se educan en San José del Amparo provienen de comunidades como La Trinidad, Arcoiris, El Gallito, Los Corrales, San Isidro, Sabogal, La Unión, El Coyol, Vasconia y San José del Amparo.

A pesar de las dificultades de la zona, 83% del estudiantado tiene una buena promoción en las pruebas de bachillerato. Y 95% de los estudiantes reciben un subsidio mientras 100 %, servicio de comedor.

El sueño del director, Carlos Rojas, es lograr que sus estudiantes tengan las mismas posibilidades de acceder a un trabajo y a una universidad como lo hace un joven del Gran Área Metropolitana.