Fuego de la independencia calentó a josefinos y cartaguineses