Enlace a Facebook
21
JUN
2019

680 estudiantes de colegio limonense estrenaron gimnasio

Autor: Dirección de Prensa y Relaciones Públicas

El Liceo de Venecia, ubicado en Matina, Limón, recibió un nuevo gimnasio de 900 metros cuadrados, vestidores, amplias graderías y cancha demarcada para varias disciplinas deportivas.

La primera gran actividad en esa amplia y moderna instalación fue el traspaso de poderes 2019.

La estudiante Gleisi González Fajardo fue juramentada, el 14 de junio, como Presidenta del Gobierno Estudiantil frente a cientos de compañeros y docentes.

“El gimnasio está muy lindo y ahora recibimos lecciones de educación física en un lugar seguro. Los puntos de recreación son muy importantes para los jóvenes porque nos permiten interactuar más tranquilos y desarrollar actividades que nos apasionan”; indicó la joven, quien cursa décimo año.

Antes de contar con este espacio, los jóvenes recibían clases de educación física en la plaza de la institución.

La obra representa una inversión de $943.000 y fue financiada por medio del Fideicomiso MEP-BID-BNCR.

Hasta ahora, el Fideicomiso MEP-BID-BNCR ha entregado 24 proyectos entre centros educativos completos y canchas multiusos.

 

Todos los centros educativos cuentan con 15 años de mantenimiento por parte del fiduciario.

 

Inversión

De enero de 2018 a abril de 2019, el Ministerio de Educación Pública ha invertido ¢102.000 millones en infraestructura educativa, ese dato incluye obra nueva, adquisición de terrenos, diseños, mantenimiento y atención de órdenes sanitarias.

En total, la entidad ha finalizado 120 proyectos en las 27 Direcciones Regionales del país. Esas obras beneficiaron a 41.000 estudiantes en 42 cantones.

Como parte de la estrategia de atención de infraestructura educativa, el MEP ha priorizado la utilización de recursos depositados en Caja Única del Estado para construcción o remodelación de escuelas y colegios.

En enero del 2018, el saldo en Caja Única del Estado para ese objetivo era de ¢155.000 millones y el último corte, realizado el 30 de abril, refleja una reducción a ¢131.000 millones.

Además, se clasificaron las órdenes sanitarias según su gravedad para atenderlas de manera más efectiva.