Logo Gobierno de Costa Rica
Enlace a Facebook, carga en una nueva ventana Enlace a Instagram, carga en una nueva ventana Enlace a YouTube, carga en una nueva ventana
Carlos Alvarado, Presidente de la República y equipo de trabajo
09
MAR
2020

Orden sanitaria obliga a la suspensión de clases de la Escuela Rdo. Francisco Schmitz de Desamparados

Autor: Dirección de Prensa y Relaciones Públicas

  • La suspensión de clases será por diez días mientras se da la aplicación de los protocolos de limpieza del centro educativo.
  •  El Ministerio de Educación reitera que solo habrá cierres cuando medie una orden sanitaria. El resto de centros educativos deben continuar con el curso lectivo.

Siguiendo los protocolos oficiales establecidos para la atención de la emergencia del Coronavirus COVID-19, y frente a la presencia de una docente portadora, la escuela Reverendo Francisco Schmitz, en el Porvenir de Desamparados, será cerrada, a fin de cumplir con la orden sanitaria, emitida por el Ministerio de Salud.

La Ministra de Educación, Guiselle Cruz, enfatizó en que no se encuentran suspendidas las lecciones en el nivel nacional, no obstante, aclaró que en el caso de la escuela que se ubica en el Porvenir de Desamparados, donde se registra un incidente asociado a un caso confirmado de COVID-19, se recibió una orden sanitaria para suspender las lecciones.

La escuela tiene 592 estudiantes y 48 funcionarios. Según explicó la jerarca, las personas docentes que no estén incapacitadas deberán estar atentas a las instrucciones que se dispongan oportunamente, a efectos de disminuir el impacto en el servicio educativo.

La orden sanitaria fue emitida esta tarde y en ella se establecequese obliga, a partir de la notificación,  “la clausura inmediata y por el plazo de 10 días” del centro educativo en mención. La orden queda sujeta “a la evolución de la población estudiantil y docente”.

Hasta el momento, tanto el Ministerio de Salud, ente rector en la materia, como el Ministerio de Educación, se encuentran trabajando de manera coordinada, a fin de llamar a la calma a los padres y madres de familia, así como a las personas docentes, para que tengan la certeza de que se está actuando oportunamente y de forma minuciosa cada caso sospechoso y sus posibles contactos.

La Ministra de Educación explicó que solo habrá suspensión de clases cuando medie una orden sanitaria emanada en el contexto de la emergencia del coronavirus. Y manifestó que “al MEP le corresponde reiterar y garantizar el cumplimiento de los protocolos de higiene (agua, jabón y papel toalla), y vigilar dar respuesta a los lineamientos del Ministerio de Salud; especialmente en los eventos”.

Bajo este mismo criterio, se han girado instrucciones a los Directores Regionales para que guíen a los centros educativos y las juntas educativas y administrativas en el uso prioritario de los recursos que les son girados por la Ley 6746 que creó el Fondo de Juntas Educación y Administrativas Oficiales, para establecer y regular su financiamiento.

La Ministrareiteró la importancia de mantenerse enterado por la vía oficial y evitar poner atención a noticias o información falsa que es muy común se presenten en este tipo de situaciones. Solicitó verificar la fuente de la información, para asegurarse de su veracidad.

“En este momento, lo más importante es mantener la calma y reforzar los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social  (CCSS). De igual forma, mantener una estrecha coordinación con las instancias correspondientes,  para brindar la mejor atención a la comunidad educativa del país y resguardar la salud e integridad de nuestros estudiantes, docentes y personal administrativo“.

Tal como se indicó en la circular emitida por el MEP, con los lineamientos por seguir,  en el de caso de los centros educativos, deberán mantener activos los protocolos establecidos (Lavado de Manos, Tos y Estornudo), repasando su contenido todas las mañanas con la población docente y estudiantil. Así como al inicio de las actividades que se realicen (actos cívicos, reuniones de docentes y reuniones con padres de familia).